Como organizar una Clase de Flamenco

Imagen

Un saludo amantes de la Danza!! Tenía muchísimas ganas de poder retomar mi actividad en el Blog  🙂

En esta entrada, os hablo de mis reflexiones acerca de la enseñanza, la metodología o didáctica de la misma y la organización de los maestros a la hora de impartir sus clases.

14963194_1480593411957611_5659007114118759587_n

Sara Martín Flamenco, Fotografía: Arcos Visuales

Lo primero de todo, sería determinar cual es el objetivo de las personas que asisten a tus clases de danza . Deberías preguntarte cosas como:

  • ¿Son personas que se preparan para ser profesionales?
  • ¿Son profesionales que necesitan seguir aprendiendo?
  • ¿Se trata de maestros que quieren reciclar sus conceptos?
  • ¿Hablamos de alumnos a los que les encanta bailar, pero  sólo como afición?
  • ¿Son alumnos, que sólo quieren bailar como actividad social, por el hecho de compartir un tiempo, sin ninguna aspiración?

En mi caso, he impartido clases a diferentes perfiles de alumnos, y el sentido de la clase varía mucho, dependiendo de a que tipo de grupo nos estemos enfrentando.

No se puede exigir de la misma manera, a alumnos con aspiraciones profesionales, que a adultos cuyo fin es disfrutar de la actividad ( esto no quiere decir, que por ello las clases tengan que ser vagas y sin contenido).

En segundo lugar, y una vez que hayas resuelto estas dudas, pasaríamos a determinar que papel quieres jugar tu como maestro. Con esto me refiero a varios factores, que definen el carácter de un profesor en el aula:

  • ¿Te quedas en lo superficial o transmites la esencia?
  • ¿Como es tu actitud en clase? ¿Eres pro activo, o por el contrario eres un maestro que se sienta y observa?
  • ¿Aplicas disciplina, o eres una persona que pasa por alto este matiz?
  • ¿Cuidas factores como : la puntualidad, el respeto a los compañeros..?
  • La enseñanza para ti, ¿Es algo puramente vocacional, o un mero trabajo en el que lo principal son los ingresos que te reportan dicha actividad?
  • ¿Motivas al alumno, o siempre resaltas lo negativo?
  • ¿Tienes un carácter cercano o eres una persona altiva?
  • ¿Das lo mejor de ti en cada momento, o te guardas cosas por miedo a que los alumnos te superen?
  • ¿Eres organizado, o por el contrario das como se suele decir “palos de ciego” a ver si aciertas?
  • ¿Informas de todas las posibilidades que la Danza Ofrece?

En tercer lugar, y una vez definido el perfil de los alumnos que recibes en tus clases, así como tu comportamiento dentro de las mismas, pasaríamos a establecer una organización de la clase.

Como se suele decir, “cada maestrillo tiene su librillo” pero sea cual sea tu estilo, lo que si que es importante, es tener una clase bien organizada, y para eso hay que trazar unos objetivos.

Pongo como ejemplo, uno de mis grupos de este año en el que estoy trabajando Tangos, y os cuento como lo he organizado.

Es un grupo de alumnos aficionados de nivel iniciación-medio, que asisten a mis clases 1hora/semana.

Para este grupo he establecido un objetivo trimestral que consiste en:

  • Que los alumnos tomen conciencia, de la importancia de calentar y estirar su cuerpo, antes de comenzar y al finalizar cada clase.
  • Recalcar la importancia de la puntualidad.
  • Realizar una tabla de pies, para conseguir más fuerza y resistencia. En dicha tabla, se trabajan no sólo zapateados a tiempo sino a contratiempo, acompañados siempre de falda y/ o brazos.
  • Perfeccionar el movimiento de los brazos, cuidando la estética de los mismos, así como la fluidez de los movimientos.
  • Aprender el compás por Tangos (que es el palo trabajado en este grupo)
  • Trabajar diferentes marcajes a ritmo de Tangos, con cambios de direcciones y desplazamientos.
  • Incidir en el carácter de dicho palo: que representa, como se baila, cual es su carácter…
  • Realizar una escobilla por Tangos, en la que se distingan todos y cada uno de los sonidos a tiempo y con sus matices.
  • Montaje de varias letras por Tangos, con todo lo que esto conlleva: Donde se entra a la letra, cuantos compases tiene una letra, donde se remata…
  • Disfrutar de cada clase,  como si fuera la última y salir  con la sensación de aprender y de soñar por unos instantes.

Y tu como maestro ¿ Cómo enseñas?

 

 

 

 

Anuncios

Flamencoterapia: Realidad o Timo

Dando título a mi entrada de esta semana, se encuentra este término: “Flamencoterapia”

Si buscamos como tal, la definición de Flamencoterapia, no la encontramos de forma oficial, ya que es nuevo término que algunas personas acuñan para aplicarlo a “nuevas terapias”.

  • Flamenco: Según la RAE  “Flamenco se define como una manifestación cultural o de su intérprete. De carácter popular o andaluz y vinculado a menudo con el pueblo gitano” Obviamente la descripción de lo que es el Flamenco, es mucho más amplia, pero no me voy a centrar en esta parte, sino en la siguiente.
  • Terapia: Según la RAE  “La Terapia se define como el Tratamiento de una enfermedad o de cualquier tipo de disfunción. Destinado a solucionar problemas psicológicos”

Ciertamente, opino que la Danza es totalmente terapéutica, y que puede ayudar a muchas personas a sentirse mejor. De hecho, esto lo compruebo cada día en mis clases, no sólo porque lo observo, sino porque muchos alumnos me hacen llegar estos sentimientos de satisfacción y de mejora en las clases.

La Danzaterapia, como tal es un método psicoterapéutico que surgió en los Estados Unidos en la década del 40. Marian Chace, Trudi Schoop, Lilian Espenak y Mary Whitehouse son las fundadoras de las distintas modalidades de la danza como terapia y hay muchos estudios que lo avalan.

Hace ya algunos  años, las alumnas me decían que mis clases eran : Flamencoterapia, porque como comentaba antes, el flamenco es una actividad que a parte de los beneficios propios de cualquier ejercicio físico: fomenta la relación entre personas, ayuda a desconectar y focalizar la atención en cada paso olvidándote de los problemas, aumenta la autoestima….y un sin fin de cosas positivas. Yo me reía, y les decía a las alumnas que iba a patentar este término, pero nunca imaginé que en efecto algunas personas lo utilizarían para hacer negocio.

Hace unos días, encontré de casualidad, un curso de flamencoterapia, impartido por una antigua alumna que asistió a uno de mis cursos de fin de semana, y cuyo nivel de flamenco era de iniciación. Dada mi sorpresa, y al ver, que ofrecía cursos de Flamencoteapia, decidí investigar un  poquito para saber en que consistían y encontré esta imagen de abajo, donde define así el contenido del curso:

¡¡¡¡Imaginaros mi cara al verlo!!!!!

Es obvio que hay personas cuyo conocimiento es totalmente nulo, digo esto, porque si sabes bien de flamenco has de saber que :

Un buen maestro enseña la técnica del baile, la postura corporal, como hacerlo de una forma más estética, pero además de todo eso, saca la personalidad de cada alumno, y le implica e incentiva para que desarrolle y muestre su propia personalidad a través del flamenco o cualquier otro tipo de Danza.

Por tanto, y siempre desde mi opinión: hacer Danzaterapia, y ayudar a las personas a desarrollarse a través del movimiento, es algo maravilloso y que no debe dejar de existir, pero usar términos nuevos para vender humo sin tener ni idea de lo que se está haciendo, y además cobrar por ello es un Timo, como diría mi padre y perdón por la expresión : “Esto es para mear y no echar gota”.

Si por el contrario, hay personas que saben de Danza y además han estudiado cursos o carreras como:  psicología, coaching……y son capaces de aunar ambas para ayudar a otras personas , pues estamos ante un tandem perfecto, “Realidad”

Y vosotros ¿ Qué opináis?