¿Cómo preparar las pruebas de acceso al Conservatorio de Danza?

Son muchos los alumnos, que se interesan cada año por las pruebas de acceso a los Conservatorios de Danza.

Sara Martín Flamenco Clases

Sara Martín Flamenco Clases Danza Española y Flamenco

 

El primer paso a seguir,  cuando los alumnos contactan conmigo, es determinar cuales son sus conocimientos actuales:

  • ¿Cuantos años llevan bailando?
  • ¿Cuantas horas a la semana bailan?
  • ¿Qué tipo de formación reciben? Con esto me refiero, a si bailan bailes para mostrarlos en festivales de fin de curso, si hacen clases de técnica….
  • ¿Qué especialidades trabajan en sus clases de danza? ¿Escuela Bolera? ¿ Ballet Clásico? ¿ Danza estilizada? ¿Hacen solo Flamenco?

El siguiente paso, consiste en ver al alumno en una clase de prueba, para confirmar en que nivel se encuentra en ese momento, y ver las aptitudes así como las actitudes que muestra.

Aptitudes físicas, que si son muy buenas facilitarán el trabajo del alumno, y actitudes que son casi el 50% de la prueba para mí. La Actitud es el motor para trabajar con constancia, para no decaer en el intento, para ser paciente, en definitiva para creer en uno mismo.

El tiempo es importante, quiero decir, no es lo mismo preparar a los alumnos con 7 meses de antelación, si vienen con buenos conocimientos, que preparar a alumnos en 7 meses sin saber por ejemplo nada de Ballet y de Escuela Bolera.

Una vez hecha la clase de prueba, paso a indicarle al alumno, que necesita hacer para acceder a  un conservatorio de Danza.

Es cierto, que cada alumno es diferente y tiene un nivel de evolución distinto, pero hay unas premisas básicas a seguir, para poder realizar la prueba con éxito:

  1. Recibir mínimo tres clases de ballet semanales ( lo ideal sería hacer 5 clases semanales). Clases que duran 1. 30h, y en las que se trabaja la técnica del ballet. No sirven para mí, ni clases en las que se trabajan bailes de fin de curso, ni clases en las que se preparan exámenes de asociaciones privadas, que no conducen a titulaciones oficiales, y que normalmente se basan en realizar unos ejercicios X, pero no profundizan en el “como” se hacen esos ejercicios y el “porque” de los mismos.
  2. Realizar al menos, tres horas semanales de Danza Española: Una hora de Escuela Bolera, una hora de Danza Estilizada, una hora de Flamenco. ( lo ideal sería hacer dos horas semanales de cada especialidad). Como indico en la parte de danza clásica, han de ser clases de técnica en las que se enseñe a los alumnos, los fundamentos de cada asignatura, no bailes propiamente dichos.
  3. Clases particulares, donde se preparan expresamente las pruebas de acceso de forma individual. Como comentábamos anteriormente, cada alumno, lleva un proceso de aprendizaje distinto, además de que cada alumno suele optar a cursos diferentes, cuya programación varia en función del curso al que se acceda. En dichas clases, se preparan no sólo los contenidos del curso, sino cosas tan importantes como  como vestirse, como peinarse, como caminar para colocarse en la barra, como realizar la parte de improvisación…

Y es que la Danza, es una carrera en sí misma. Esto es algo que parece obvio, pero que muchas personas no lo saben.

Practicar cualquier tipo de disciplina de baile como hobby, no se acerca ni por asomo, a lo que significa hacer una carrera de danza.

Hay alumnos que pueden llevar bailando más de 10 años, y que no saben apenas nada. Y esto ocurre, porque en la mayoría de los casos,  las escuelas se centran en coreografías de mayor o menor dificultad, para mostrar en festivales o concursos, pero no focalizan la atención, en enseñar a bailar a los alumnos.

Como en cualquier carrera, para bailar,, se necesitan ciertos requisitos, esto no quiere decir, que no se pueda conseguir trabajando duro, pero de la misma manera que yo no he nacido para ser jugadora de basket, hay alumnos que tienen más dificultades para bailar.

Por eso, la honestidad de los maestros, juega un papel importante. Si como maestro, ves que un alumno tiene materia para ser bailarín, muéstrale el camino a seguir, y haz que sea feliz consiguiendo su sueño. En este caso, la edad importa, y cuanto antes accedan a estudios oficiales mucho mejor, el tiempo jugará a su favor y no en su contra.

Sea dedicándote a Bailar de forma profesional, enseñando, o bailando como hobby, deseo que ames la Danza tanto como yo lo hago y que la respetes y conserves, como un preciado tesoro.

 

 

 

Anuncios

¿Cual es mi nivel de Danza?


¡Buenos días Flamenc@s!

Esta semana os hablo de los niveles en las Clases de Danza, ya que ha sido una cuestión que me han planteado algunos alumnos, al comienzo del nuevo curso.

Y es que ser maestra, enseña cada día no sólo al alumno sino a uno mismo y yo en concreto no paro de aprender. Se aprende entre otras cosas: como los alumnos bailan, como entienden la danza, como llegar al corazón de los alumnos, como sacar el máximo partido a cada uno, cuestiones más burocráticas, relaciones personales, como gestionar equipos…

Como se suele decir : ” Cada maestrillo tiene su librillo”. En la enseñanza de cualquier asignatura o arte ha de haber una metodología y en este caso yo sigo desarrollando la mía, añadiendo y modificando parámetros, para seguir en constante evolución.

Sara Martín Flamenco Clases Madrid

Sara Martín Flamenco Clases Madrid

En mis clases, sigo una metodología aprendida a lo largo de mi formación y en mi experiencia como docente y como alumna ( todavía sigo recibiendo clases, y lo seguiré haciendo siempre, ya que nunca se deja de aprender).

Mis clases están distribuidas según niveles. Esto para mí es algo muy importante, para que se produzca el buen desarrollo de las clases.

Para saber si estás en el nivel adecuado

Es muy importante , encontrar unas buenas Clases de Danza, con un buena Maestra  y a partir de ahí confiar en el profesor y su criterio.

Como maestra, siempre quiero y busco lo mejor para mis alumnos. A mi me enseñaron, que hay que presentarles todo el abanico de posibilidades, para que ellos mismo puedan elegir y comparar, sin retenerles o cortales en su evolución.

Pongo como ejemplo, un caso en el que yo preparaba a un alumna para el acceso al conservatorio, y yo veía que con unos meses de clases, esa niña estaba preparada para realizar las pruebas, y una compañera de profesión me dijo : “Sara, pero no la presentes este año, dile que necesita un año más y así ganas más dinero”  ¡¡Imaginaros mi cara al oír eso, no me lo podía creer!!!! Por supuesto la niña fue a examen ese año, y hoy en día ya se encuentra trabajando como profesional.

Dicho ésto cuando se está en una clase de Danza:

  • No basta con seguir los pasos. En mi opinión, coger rápido los pasos, es un indicativo muy bueno, pero no sólo se trata de coger los pasos, sino que éstos tienen un sentido, una forma, un carácter, unos matices, un tiempo…
  • Sólo cuando seas capaz de coger los marcajes o variaciones a la primera y de hacerlos limpios y bonitos, y sacándole tu personalidad, entonces podríamos hablar de que ese nivel es poco para el alumno.

Determinar en que nivel se encuentra el alumno, depende de con que escala de valores lo estemos comprando.

  • Si comparamos a un alumno de amateur avanzado, con un alumno del conservatorio que esté finalizando carrera, es más que probable, que el alumno amateur esté como se suele decir :a años luz de éste.
  • Si por el contrario, comparamos a un alumno amateur avanzado, como un alumno que lleve poco tiempo bailando, diremos que el alumno amateur avanzado, tiene un nivel muy elevado.
  • No se trata de una competición para ver quien es más rápido, sino que se trata de disfrutar y sacar el jugo y la esencia a cada clase.
  • Al tratarse de una clase grupal, el nivel se marca a través de unos parámetros que establece el maestro, por tanto ni se puede ni ir a un ritmo muy bajo parándose constantemente, ni ir tan rápido como para que ningún alumno lo siga y se quede totalmente parado. De ahí que cada alumnos deba estar en el nivel que le corresponda
Sara Martín Flamenco Clases Flamenco Madrid

Sara Martín Flamenco Clases Flamenco Madrid

En cuanto a los retos o metas que se marca un alumno

Me he encontrado con alumnos,que me dicen que necesitan marcarse unos retos grandes, porque sino no sienten que evolucionan.

Estoy de acuerdo, en que hay que ponerse pequeñas metas, que cada día nos hagan evolucionar más, ya que si nos acomodamos en el nivel en el que todo nos resulta fácil, nunca saldremos de ahí. Aunque también os digo, que marcarse unos objetivos excesivamente grandes, no sólo produce frustración sino para mi involución.

Por eso, considero mejor ir marcándose pequeños objetivos, que sean siempre alcanzables, y de ahí pasar a otros más grandes y así sucesivamente.

Para ver el lado opuesto a mi enseñanza, siempre pongo como ejemplo, el caso de los gimnasios. En este método, se ven unas claras diferencias, sobre todo en lo que se refiere a la determinación de los niveles.

En los gimnasios tu pagas una cuota mensual, que te da derecho a usar las instalaciones todos los días , durante todas las horas que quieras. Como resultado encuentro que:

  • Hay una parte muy positiva y es que puedes ir tanto como quieras, sin tener que preocuparte de llegar a una hora determinada.
  • Como parte negativa, es que todos pueden asistir a cualquier clase, independientemente de que hayan bailado alguna vez, de que sea su primera vez en yoga, o de que lleven cuatro años asistiendo a clases y ya tengan un determinado nivel.
  • Otra parte también negativa, es que el profesor no se preocupa de si sigues lo pasos o no, ellos se limitan a dar una clase estándar, que llevan preparada independientemente del nivel y los resultados. de los alumnos ( Por supuesto estoy generalizando).
  • Si en una de estas clases, hay personas de tres niveles diferentes, ¿Qué nivel se fija en la Clase? Inevitablemente, no se podrá prestar atención a todos por igual, y habrás personas que realicen la actividad de la manera que puedan, llegando incluso a poder lesionarse.

Que disfrutéis de vuestra pasión y que nunca dejéis de bailar.

Como decía  Marta Graham 

“Los grandes bailarines no son grandes por su técnica sino por su pasión”. 

 

 

 

 

¿Cómo sabes quien es un bailarin o maestro profesional?

Te has planteado alguna vez, ¿Qué significa ser un profesional ?

Según la RAE y otro diccionarios, se dice que es profesional:

  • Aquella persona que ejerce su profesión eficientemente y con destacada capacidad
  • Aquella persona que realiza su trabajo con aplicación, seriedad, honradez y eficacia
  • Aquella persona que posee ética en el desarrollo de las actividades
Sara Martín flamenco diploma

Sara Martín flamenco diploma

Es cierto que en la sociedad en la que vivimos, nos regimos por lo que llamamos “titulitis” . Una sociedad en la que se piden títulos para todo y en la que parece que no puedes acceder a un determinado puesto de trabajo sin acreditar dicho titulo.

Hace muchos años, por el contrario se valoraba más el trabajo, las ganas de aprender y la constancia. Todo este esfuerzo con el paso de los años, y con la ayuda de jefes que se interesaban por sus empleados o aprendices, daban como resultado a profesionales.

 

Como ejemplo de que los títulos a veces no son necesarios, os cuento un caso muy cercano , de una persona que comenzó siendo guarda jurado en un banco (después de haber trabajado en otras profesiones) y poco a poco gracias a su tesón ,esfuerzo y ganas de aprender, acabó siendo director de banca. Por supuesto este camino no se forjó sólo, sino que requirió de muchos años de aprendizaje, de ir poco a poco conociendo la profesión y de estudiar y estudiar, para al final acabar ejerciendo como profesional de la materia, sin la necesidad de adquirir una carrera universitaria.

Es por eso, que creo que ser profesional no sólo está vinculado  al título, sino que también hay una fuerte componente de compromiso, ética y excelencia.

En el caso de la Danza, no se debe confundir el término destreza a la hora de realizar una actividad, con el término profesional.

Sara Martín Flamenco clases

Sara Martín Flamenco clases

Conozco alumnos que llevan practicando baile desde que son muy pequeños. Estos alumnos han dedicado bastantes horas de su vida a bailar, haciendo festivales y muestras de fin de curso e incluso llegando a destacar por encima de sus compañeros, quizás por ser su movimiento más bonito o por ponerle más “gracia”.

 

No obstante, no por bailar mucho tiempo se sabe de danza, porque en la mayoría de los casos han estado practicando bailes, pero nadie les ha enseñado: la técnica, ni los estilos, ni han estudiado al nivel de horas que lo hace alguien para ser profesional…..

En el caso de las personas que se suben a escenarios, pasa un poco lo mismo . Suelen ser grupos que se unen por compartir una afición o hobby. Dicho hobby les mueve a montar bailes, pero sin tener una formación , ni alguien que les prepare y dicen llamarse compañías de danza profesionales. El respeto por el escenario es fundamental, es algo de mucho valor y de magia . Esto no significa que no puedan disfrutar de bailar ni mucho menos, de hecho hay mucha gente que tiene grupos de danza, en los que los alumnos dan salida a todo lo que quieren expresar, que lo hacen con la mayor ilusión del mundo

Pero si hablamos de ser o no profesionales, para mí sería muy loable que estas personas no utilizaran este término o se presentaran como tales ,con el fin de querer incluso cobrar

Sara Martín Flamenco , Royal Albert hall Compañía de Antonio Marquez

Sara Martín Flamenco , Royal Albert hall Compañía de Antonio Marquez

Y en el caso de los profesores, aparecen personas que sin apenas conocimientos y nada de experiencia, pero con un buen marketing, acaban impartiendo clases.

Como comentaba en mi artículo de la semana pasada :

Sara Martín Flamenco clases

Sara Martín Flamenco clases

” … hay personas que recibe un par de años de clases y ellos mismos dicen ser maestros, muchas veces de especialidades que ni siquiera conocen, como aquellos que han recibido clases de moderno y se aventuran a enseñar Danza Estilizada por ejemplo. Como resultado de estas tendencias, obtenemos escuelas donde cada vez el nivel es más bajo, y donde lejos de formar artistas, se crean espacio más parecidos a un gimnasio que otra cosa. Por supuesto sigue habiendo grandes profesionales en la enseñanza privada, con amor y respeto por lo que hacen y dedicados en cuerpo y alma a la docencia, sólo que hay que saber encontrar este tipo de centros, para nutrirse de una buena enseñanza….”

Por suerte en esta vida hay hueco para todos 🙂 Yo practico muchas actividades que me apasionan y para las que tengo destreza, pero que son sólo un hobby.

¿Qué se necesita, por tanto para ser profesional?

  • Una formación amplia de calidad, impartida por maestros reconocidos. Que en los tiempos que corren y debido al intrusismo, una formación homologada es de lo más aconsejable.
  • Talento y pasión por lo que se hace.
  • Un continuo aprendizaje, que requiere recibir clase diaria de las diferentes disciplinas. En el caso de los profesores que se formaron hace muchos años y cuyos conceptos ya han quedado obsoletos, realizar Reciclaje para profesores danza
  • Muchos años de experiencia recibiendo clase, puesto que la Danza necesita de un periodo para que el cuerpo asimile e integre los movimientos
  • Un sentido musical, cualidad que por supuesto se desarrolla y se trabaja.
  • Conocer la historia de nuestra Danza, no sólo en el sentido teórico, sino también en lo práctico: en los estilos de baile, en la evolución de la danza, en el porqué de los diferentes movimientos, en el porqué de la indumentaria..
  • Saber comportarse en un escenario: Desde como vestirse, como colocar los cambios de vestuario, como caminar hasta el final de las cajas, como colocarse una peina, el silencio y la concentración, hasta el respeto por lo que se hace.
  • Pisar muchas veces el escenario de la mano de una compañía profesional, que no un grupo de amigos que se reúnen en un teatro para hacer una muestra.
  • Un desarrollo de la personalidad artística, no sólo es un talento innato, sino que se necesita la mano de maestros que te ayuden a sacar ese potencial y canalizarlo.
  • Una didáctica de las clases en el caso de los docentes. Aunque se conoce esta expresión que dice: ” Cada maestrillo tiene su librillo”   sin conocimientos no hay buena enseñanza. Hay que saber estructurar una clase, saber el porqué y el para qué, hay que tener en cuenta unos objetivos…

Espero os haya gustado, y compartáis conmigo vuestras opiniones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.