¿Cómo preparar las pruebas de acceso al Conservatorio de Danza?

Son muchos los alumnos, que se interesan cada año por las pruebas de acceso a los Conservatorios de Danza.

Sara Martín Flamenco Clases

Sara Martín Flamenco Clases Danza Española y Flamenco

 

El primer paso a seguir,  cuando los alumnos contactan conmigo, es determinar cuales son sus conocimientos actuales:

  • ¿Cuantos años llevan bailando?
  • ¿Cuantas horas a la semana bailan?
  • ¿Qué tipo de formación reciben? Con esto me refiero, a si bailan bailes para mostrarlos en festivales de fin de curso, si hacen clases de técnica….
  • ¿Qué especialidades trabajan en sus clases de danza? ¿Escuela Bolera? ¿ Ballet Clásico? ¿ Danza estilizada? ¿Hacen solo Flamenco?

El siguiente paso, consiste en ver al alumno en una clase de prueba, para confirmar en que nivel se encuentra en ese momento, y ver las aptitudes así como las actitudes que muestra.

Aptitudes físicas, que si son muy buenas facilitarán el trabajo del alumno, y actitudes que son casi el 50% de la prueba para mí. La Actitud es el motor para trabajar con constancia, para no decaer en el intento, para ser paciente, en definitiva para creer en uno mismo.

El tiempo es importante, quiero decir, no es lo mismo preparar a los alumnos con 7 meses de antelación, si vienen con buenos conocimientos, que preparar a alumnos en 7 meses sin saber por ejemplo nada de Ballet y de Escuela Bolera.

Una vez hecha la clase de prueba, paso a indicarle al alumno, que necesita hacer para acceder a  un conservatorio de Danza.

Es cierto, que cada alumno es diferente y tiene un nivel de evolución distinto, pero hay unas premisas básicas a seguir, para poder realizar la prueba con éxito:

  1. Recibir mínimo tres clases de ballet semanales ( lo ideal sería hacer 5 clases semanales). Clases que duran 1. 30h, y en las que se trabaja la técnica del ballet. No sirven para mí, ni clases en las que se trabajan bailes de fin de curso, ni clases en las que se preparan exámenes de asociaciones privadas, que no conducen a titulaciones oficiales, y que normalmente se basan en realizar unos ejercicios X, pero no profundizan en el “como” se hacen esos ejercicios y el “porque” de los mismos.
  2. Realizar al menos, tres horas semanales de Danza Española: Una hora de Escuela Bolera, una hora de Danza Estilizada, una hora de Flamenco. ( lo ideal sería hacer dos horas semanales de cada especialidad). Como indico en la parte de danza clásica, han de ser clases de técnica en las que se enseñe a los alumnos, los fundamentos de cada asignatura, no bailes propiamente dichos.
  3. Clases particulares, donde se preparan expresamente las pruebas de acceso de forma individual. Como comentábamos anteriormente, cada alumno, lleva un proceso de aprendizaje distinto, además de que cada alumno suele optar a cursos diferentes, cuya programación varia en función del curso al que se acceda. En dichas clases, se preparan no sólo los contenidos del curso, sino cosas tan importantes como  como vestirse, como peinarse, como caminar para colocarse en la barra, como realizar la parte de improvisación…

Y es que la Danza, es una carrera en sí misma. Esto es algo que parece obvio, pero que muchas personas no lo saben.

Practicar cualquier tipo de disciplina de baile como hobby, no se acerca ni por asomo, a lo que significa hacer una carrera de danza.

Hay alumnos que pueden llevar bailando más de 10 años, y que no saben apenas nada. Y esto ocurre, porque en la mayoría de los casos,  las escuelas se centran en coreografías de mayor o menor dificultad, para mostrar en festivales o concursos, pero no focalizan la atención, en enseñar a bailar a los alumnos.

Como en cualquier carrera, para bailar,, se necesitan ciertos requisitos, esto no quiere decir, que no se pueda conseguir trabajando duro, pero de la misma manera que yo no he nacido para ser jugadora de basket, hay alumnos que tienen más dificultades para bailar.

Por eso, la honestidad de los maestros, juega un papel importante. Si como maestro, ves que un alumno tiene materia para ser bailarín, muéstrale el camino a seguir, y haz que sea feliz consiguiendo su sueño. En este caso, la edad importa, y cuanto antes accedan a estudios oficiales mucho mejor, el tiempo jugará a su favor y no en su contra.

Sea dedicándote a Bailar de forma profesional, enseñando, o bailando como hobby, deseo que ames la Danza tanto como yo lo hago y que la respetes y conserves, como un preciado tesoro.

 

 

 

Anuncios

Mi experiencia en el Conservatorio

Empecé mis estudios de Danza en una academia privada, al principio como afición, pero poco a poco acabó convirtiéndose en mi forma de vida. Tenía bastantes horas de clase a la semana, pero la verdad me sabían a poco. En la escuela en la que estaba, no nos daban demasiada información, quizás por miedo a perder alumnos, pero una profesora me animó, me informó y decidí lanzarme a la piscina y presentarme a las pruebas de acceso.

Accedí con 15 años al Grado Medio (ahora conocido como Grado Profesional) y desde el primer momento lo viví con gran ilusión. Aulas enormes, pianos de cola en las clases, cantaor y guitarrista en las clases de Flamenco….¿Que más se podía pedir?

Al principio es agotador, porque tienes una media de 6 horas diarias, incluyendo también los sábados, que se emplean para el desarrollo de los Talleres, es decir, una especie de Compañía que tienen los Conservatorios, para ir preparando a los alumnos para su salida profesional. Pero es tan grande la ilusión y las ganas de aprender que nunca te cansas.En los talleres, tienes la oportunidad de trabajar con gente muy importante como son: el Maestro José Granero,Currillo, Antonio Najarro, Rafaela Carrasco….y eso es algo que te enriquece y que te motiva para trabajar duro.

Es una formación completa, no sólo a nivel artístico sino a nivel personal, porque requiere una gran disciplina y compromiso, aunque también tengo que decir, que no es un camino de rosas, hay que trabajar muy duro, tienes una vida muy sacrificada desde pequeña y aunque los resultados se ven casi de forma inmediata, como decía mi jefa la bailarina Aída Gómez: “Esto es una carrera de fondo, lo importante no es llegar, sino mantenerse”

Animo a todas aquellos niñ@s que aman la danza, a que se presenten a los Conservatorios, a que se formen y sobre todo a que lo vivan con mucha ilusión y a que nunca tiren la toalla.

Este es un vídeo de una actuación reciente del  Real Conservatorio  Profesional de Danza Mariemma, espero que os guste!!!