Cursos de Verano Flamenco Madrid

No dejéis de bailar durante el mes de julio . Nosotros lo seguimos haciendo en los Cursos de Verano de Flamenco en Madrid

Cursos para  todos los niveles, de los que os dejo aquí la información detallada:

NIVEL INICIACIÓN BÁSICO (Desde cero):

Aprende flamenco desde cero (fandangos).
Días 5 y 6 de Julio de 19 a 20h.
Duración total: 2h
Aprende flamenco desde cero (Alegrías)
Días 12 y 13 de Julio de 19 a 20h.
Duración total: 2h

NIVEL INICIACIÓN-MEDIO
Curso Intensivo de Guajiras
Días 5 y 6 de Julio de 21 a 22h.
Duración total: 2h
Curso Intensivo de Tientos
Días 12 y 13 de Julio de 21 a 22h.
Duración total: 2h

NIVEL MEDIO
Curso Intensivo de Verdiales
Días 5 y 6 de Julio de 20 a 21h.
Duración total: 2h
Curso Intensivo de Soleá
Días 12 y 13 de Julio de 20 a 21h.
Duración total: 2h

NIVEL AVANZADO
Curso Intensivo de Seguiriyas
Día 7 de Julio de 20 a 22h.
Duración total: 2h
Curso Intensivo de Tarantos
Día 14 de Julio de 20 a 22h.
Duración total: 2h

PRECIOS
– 1 curso: 35€ (total horas: 2h)
– 2 cursos: 60€ (total horas: 4h)
– 3 cursos: 85€ (total horas: 6h)
– 4 cursos: 100€ (total horas: 8h)

 

NSCRIPCIONES RESERVAS:
A través de la web: http://saramartinflamenco.com
Por email: hola@saramartinflamenco.com

Sara Martin Flamenco  cursos de verano

Sara Martin Flamenco cursos de verano

Anuncios

La diferencia entre Bailar, Enseñar y Vender humo

Hola Flamenc@s

Por fin puedo detenerme unos instantes, para volver a escribir una entrada en mi Blog, algo que me apasiona, aunque no pueda dedicarle todo el tiempo que me gustaría.

En esta ocasión, os hablo de un tema que cada vez está más presente en las conversaciones con mis compañeros de profesión y que no deja de sorprenderme: La diferencia entre Bailar, Enseñar y Vender humo.

Como os decía en otras ocasiones, para mi es muy diferente Bailar como profesional o Bailar como hobby.

Bailar como hobby

Un hobby, está definido por la Real Academia de la Lengua Española como : Actividad que, como afición o  pasatiempo favorito, se practica habitualmente en los ratos de ocio.

Para mí un hobby como la Danza ,es una actividad que se debe practicar, puesto que aporta unos grandes beneficios a nivel físico, pero que puede hacerlo cualquier persona y a cualquier nivel.

Como dicen mis alumnas la Danza: te llena , te ayuda a desconectar, te invita a soñar, te hace feliz…pero no poder dedicarle unas horas al día o a la semana, significa que sea algo más que una gran afición o pasión.

Bailar como profesional  

Ser profesional, está definido por la Real Academia de la Lengua Española como: Aquella persona que ejerce su profesión con capacidad y aplicación relevante

Para mí ser profesional es : dedicarse de forma rigurosa a algo , estar preparado para ello, no dejar de estudiar cada día, bailar en compañías de danza profesionales, pisar uno y mil escenarios, beber del conocimiento de grandes maestros, recorrer mundo mostrando nuestro arte, tener respeto por la danza y por las personas que nos siguen enseñando, forjar un camino que además de los conocimientos está basado en la propia experiencia…Es decir, algo para lo se está preparado, y para lo que te dedicas con devoción, pasión y sabiendo lo que haces.

Sara Martín Flamenco Fotografía: Jesús Vallinas

Sara Martín Flamenco Fotografía: Jesús Vallinas

Enseñar 

La Real Academia de la Lengua Española, define enseñar como: Aquella persona que instruye, transmite conocimiento o adoctrina,con reglas o preceptos.

Hay personas que llevan de forma intrínseca la enseñanza, saben transmitir aquello que quieren enseñar, de forma clara y directa, lo hacen apenas sin esfuerzo como de forma natural, y además tienen feeling con los alumnos. Para mí estas son algunas de las cualidades ideales para un maestro, pero todo ésto sin conocimiento es nulo.

No os imagináis la cantidad de llamadas que recibo y en las que me plantean cosas como éstas:

  • Sara, ¿Cómo es posible que mi hijo lleve bailando desde los 4 años, tenga ahora 12 y no llegue ni siquiera a un nivel elemental, como el de los niños que cursan los estudios en el Conservatorio? o
  • Sara llevo bailando 14 años de mi vida 6 horas a la semana, he llegado a tu clase y me doy cuenta de que no se nada, ¿Cómo es posible que haya aprendido más en un curso de fin de semana contigo que en todos los años que llevo bailando?

Cuando me plantean estas cosas, se me encoje el pecho de pensar, que hay un montón de personas que de repente abren los ojos y se sienten engañados, porque se dan cuenta de que sólo han aprendido bailes, pero que no saben nada de Danza, y ésto sucede porque hay muchas personas que dicen llamarse profesores o maestros, pero que ni siquiera están preparados para ello.

Sara Martín Flamenco Fotografía: Jesús Vallinas

Sara Martín Flamenco Fotografía: Jesús Vallinas

Vender humo 

Cuando digo vender humo, me refiero a aquellas personas que aplican sus conocimientos en marketing y ventas, para vender un producto que no se sostiene , pero cuya imagen es muy atractiva.

Marketing, está definido por la Real Academia de la Lengua Española como : Conjunto de estrategias empleadas para la comercialización de un producto y para estimular su demanda.

Hoy en día, tenemos grandes herramientas para darnos a conocer mediante las redes sociales: facebook, instagram, pinterest, google plus, twitter….

Son para mí, las redes sociales un arma de doble filo, ya que por un lado acercan personas y hacen que el conocimiento pueda llegar a cualquier lado del mundo, pero por otro lado, al no haber ningún tipo de filtro, llega de todo y no siempre bueno.

Por tanto esta en manos del consumidor, hacer una buena selección de aquello que quieren para sí mismos.

La fórmula ideal existe:

Alguien que Baile o haya bailado de forma profesional, sepa transmitir conceptos de forma clara y con amor por lo que hace, y además sepa como llegar a las personas a través de internet o cualquier medio social.

Y vosotros ¿ Qué opináis? 🙂

 

 

 

 

 

 

 

 

Bailarines, es mejor centrarse en lo positivo que en los impedimentos que encontramos en el camino

¡¡¡Buenas tardes amantes de la Danza!!!

Después de unas semanas intensas de trabajo, retomo mis “artículos” con mucha ilusión.

En esta ocasión, os hablo de las principales dificultades que se encuentran los bailarines en sus clases o ensayos, ya sean estudiantes amateur o con aspiraciones profesionales.

Y es que si el hecho en si de bailar ya es algo complicado, imaginaros si le añadimos factores como:  la falta de constancia, poca paciencia, motivación intermitente, actitud no muy positiva, falta de foco, inseguridad, envidia, soberbia…

Para que todo funcionara de maravilla, y nos pudiéramos acercar cada día a nuestros sueños, la idea sería que nos fijáramos en las cosas positivas, e hiciéramos hincapié en superar las posibles dificultades. Esto a priori parece fácil, pero como todo en esta vida es cuestión de constancia y superación.

Enumero algunas de las dificultades más frecuentes, que se encuentran los bailarines

 

Sara Martín Flamenco

Sara Martín Flamenco

 

  • Constancia

La constancia, es una de las principales cualidades que hemos de tener en cuenta. Cuando una persona es constante, tarde o temprano llegan los frutos de su trabajo, que son como pequeños “chutes” de energía que nos impulsan a seguir trabajando.

Cuando entramos en la rutina del día a día, a veces la pereza se hace presente y nos resulta complicado tener cierta regularidad, no sólo en la asistencia, sino en la capacidad de esfuerzo. Es en esos días, cuando más hay que “obligarse” a ir a clase y sacar fuerzas del interior, aunque la mente te diga que no vayas.

Está más que comprobado que con constancia y esfuerzo se consiguen grandes resultados.

  • Paciencia ” Roma no se construyó en dos días”

Paciencia, porque la Danza lleva su tiempo.

Cuando una persona baila, no es como cuando estudia un tema de historia, que sabe que es una cuestión de memorizar, sino que hasta que la mente da la orden al cuerpo  y éste se pone en marcha asimilando e interiorizando los pasos, transcurre bastante tiempo.

A menudo, muchos alumnos desesperan en el intento, por que quieren hacerlo perfecto en el momento. Esta cuestión, le pasa mucho a algunos alumnos que vienen a mis clases.

En general, suelen ser personas cuya actividad profesional desempeñan con mucha maestría, y piensan por eso, que si son muy buenos en su trabajo, resolviendo casi todas las tareas en cuestión de segundos, también lo pueden hacer bailando y eso no es así exactamente.

El cuerpo necesita tiempo para procesar los movimientos, hasta que poco a poco van saliendo de forma armónica, y te vas sintiendo mejor, pudiendo así poner atención, en cuestiones tan importantes, como el : estilo, los matices, la expresión…

Paciencia porque paso a paso, se van consiguiendo muchos hitos, y llega un momento en el que se avanza de forma inminente, casi sin darse cuenta.

  • Motivación

A veces, intentamos buscar la motivación en factores ajenos a nosotros, como pueden ser: el profesor, los compañeros, el lugar, la música elegida para la clase…pero se nos olvida que la motivación, es algo que está dentro de nosotros mismos. Y digo esto, porque: ¿No te ha pasado alguna vez, que falla alguno de los factores antes citados y de repente sientes que no tienes ningún tipo de motivación?

Está claro, que estos factores externos ayudan pero no lo son todo. Si piensas en porque te gusta tanto bailar, o que sensaciones te aporta, o porque decidiste dejarlo todo para dedicarte a ello….Te darás cuenta de que Bailas porque sientes que tienes que hacerlo.

  • Actitud positiva:

Hace unos meses, os hablaba en otra entrada de mi Blog, al respecto de la importancia de una actitud positiva.

En dicho artículo, os decía que: “La Actitud de cada alumno condiciona su propio aprendizaje y por tanto el del resto de los alumnos, ya que en las actividades de grupo es muy importante , la ” energía que se crea” Dicha energía puede ser tan positiva como para mover montañas o tan negativa, como para desmotivar y tirar una clase abajo”

Os invito a que lo leáis y veáis unas premisas básicas para mantener una actitud positiva: Actitud como algo determinante en danza

  • Falta de foco

Con esta expresión, me refiero a que normalmente estamos dispersos, y no establecemos unos objetivos claros.

¿Te has preguntado alguna vez donde estás poniendo el foco?

En mi caso establezco un objetivo o meta final, que voy descomponiendo en pequeñas metas, que me ayudan a llegar con facilidad y sin agobios al lugar deseado.

Por ejemplo: Supongamos que no sabes de baile y nunca has recibido clases, y tienes como objetivo final zapatear tan rápido y claro como Sara Baras. Yo lo haría de la siguiente forma:

  1. Buscar unas clases de danza.
  2. Inscribirme en las clases de danza.
  3. Aprender los pasos básicos del flamenco.
  4. Aumentar mi número de horas de clase a la semana.
  5. Practicar todo lo que pueda.
  6. Ver muchos videos.
  7. Leer muchas cosas de Danza.
  8. Asistir a espectáculos de Danza.
  9. Escuchar mucha música, así como los ritmos y palos del flamenco.
  10. Trabajar cada día como si fuera el último.
  • Inseguridad

Creer en uno mismo es la base fundamental de todo.

A veces nos hacen creer que no vamos a poder, que no valemos, que lo hacemos fatal……Estos comentarios suelen venir de profesores en su mayoría frustrados o sin demasiados recursos pedagógicos.

Abandonar aquellas clases donde se encuentren profesores de estas características,sería lo más acertado pero si estamos en centro oficiales donde si o si tenemos que recibir clases con estos profesores, hay que abstraerse, tirar hacia adelante y repetirse muchas veces que “Si podemos”.

  • Envidia

¿Y la cantidad de tiempo y de energía que se gasta criticando al de al lado?

Por suerte o por desgracia esto pasa mucho más a menudo de lo que os podáis imaginar, a veces porque los propios maestros lo fomentan, lo cual no quiere decir ni mucho menos que eso este bien.

En mis clases, puedo decir muy alto que esto no pasa, quizás porque los alumnos sean maravillosos, o también porque a mi no me gusta generar ese ambiente.

Sea como sea, la “envidia sana” es la que debemos tener, viendo a compañeros que lo hacen bien, y usándola para que nos sirva como impulso para conseguirlo nosotros también.

  • Soberbia

Este punto, en el que uno cree que ya lo sabe todo y que no hay nadie que le pueda enseñar.

Por mi  mi experiencia os diré, que hasta de aquellos que no saben nada y que se equivocan se puede aprender, aunque sólo sea por aprender lo que no se debe hacer.

Nunca se deja de aprender, de hecho siempre hay algo en lo que fijarse o inspirarse y es un continuo aprendizaje , nunca he dejado de ser alumna. Se lo recomiendo a todos los profesionales, que las aulas de danza están vacías señores, hay que seguir formándose.

Sé que lo que os cuento es obvio y no es fácil, pero os invito a que lo pongáis en práctica y sobre todo a que :

Bailéis cada día, como si fuera el último 🙂

Todo esto unido al disfrute, no puede desembocar en otra cosa que no sea Exito.

 

 

 

Mover los brazos : “Alcanzar el cielo sin subir los hombros “

Hace unas semanas, viendo un documental sobre la bailaora Cristina Hoyos, leí esta frase que define a la perfección aquello que los bailarines han de hacer cuando mueven los brazos: “Alcanzar el cielo sin subir los hombros” 

Sara Martín Flamenco

Sara Martín Flamenco

Una de las frases que más me dicen mis alumnos es: ¡Qué difícil es mover bien los brazos, Sara! 🙂 Y tienen toda la razón del mundo, dominar los brazos es algo complicado y que requiere su tiempo.

La principal dificultad, que se encuentran los estudiantes de danza, es el hecho de no saber independizar las diferentes partes del cuerpo.

En el caso del movimiento de brazos, esto quiere decir, que resulta tarea compleja, el hecho de elevar los brazos a la vez que dejamos los hombros abajo.

Y os preguntaréis: ¿Y esto como se hace?

Pues bien, los brazos se sujetan desde los omóplatos. Dicha sujeción, hace que se puedan mover los brazos con total libertad e independencia, sin la necesidad de que los hombros se pongan como yo suelo decir: “De peineta”.

No es suficiente bajar los hombros sin más, sino que si hacemos un movimiento de los omóplatos hacia abajo y hacia afuera ( movimiento que se denomina de campaneo) darán como resultado una espalda grande, plana y con mucha sensación de amplitud.

Este trabajo de sujeción de los brazos, requiere como todo en la Danza, de disciplina y constancia, a demás de un maestro que te indique como has de hacerlo de forma correcta.

Sara Martín Flamenco

Sara Martín Flamenco

En mis Clases de Danza Española y Flamenco, me gusta hacer mucho hincapié en la postura corporal, pero sobre todo en la colocación de los brazos que desde mi punto de vista, engrandecen el movimiento, adornan, crean estilo, aportan elegancia…entre otras muchas otras cosas.

En los tiempos que corren cada vez veo más zapateados, más remates, muchos movimientos solo de cintura para abajo…en definitiva menos movimientos de brazos, por no decir casi ninguno.

Yo no concibo el baile sin brazos, creo que en momentos puntuales pueden y han de quedarse quietos, pero después todos los movimientos han de estar acompañados por los brazos, ya sea haciendo técnica de pies, marcando, rematando….

El hecho de usar los brazos para cualquier movimiento, habría de aplicarse a todos los niveles de aprendizaje, tanto a bailarines que estudien para formarse como profesionales, como a estudiantes amateur en cualquiera de las disciplinas.

Atentos, que en unos días os mostraremos  un vídeo explicativo para que lo podías poner en práctica.

¡Feliz día amantes de la Danza!

 

 

Clases de Flamenco en Madrid, nuevo grupo para principiantes.

La Danza produce una serie de beneficios para nuestra salud, no sólo a nivel físico sino a nivel emocional, es por eso,  que cada vez son más las personas que deciden aprender a bailar, y salir de esta vida sedentaria de la que cada vez es más difícil salir.

Debido a que casi todas las clases y actividades, se inician en septiembre con el inicio del curso escolar, hay muchos alumnos que cuando deciden apuntarse les resulta complicado incorporarse a los grupos, puesto que éstos suelen estar bastante avanzados. Por este motivo, en enero abrimos un nuevo grupo de flamenco iniciación, para que tengas la oportunidad de empezar de cero en este arte.

Clases Flamenco Madrid, Sara Martín Flamenco

Clases Flamenco Madrid, Sara Martín Flamenco

El grupo nuevo dará comienzo el miércoles 13 de Enero, teniendo lugar todos los miércoles de 21-22 horas.

En mis Clases de Flamenco en Madrid, sigo una Metodología o didáctica, en la que a la vez que aprendemos (aprender es el objetivo primordial de mis clases) disfrutamos y nos empapamos de este estilo.

No importa que no hayas bailado nunca, porque este grupo nuevo es para alumnos que parten de cero. Si por el contrario ya sabes bailar flamenco, pero quieres seguir perfeccionado también tenemos muchos grupos en los que puedes encajar.

Para asistir a las clases de Flamenco necesitas unos zapatos de flamenco. Mi recomendación es que tengan clavos (tanto en la parte de delante como en el tacón). Es frecuente, ir a comprarlos y que te recomienden zapatos sin clavos, pero si eliges esta opción en las primeras clases te darás cuenta de que éstos no suenan, y finalmente los alumnos acaban comprándose los que recomiendo.

Para recibir la información completa del nuevo grupo de flamenco, debes escribir un email a: saramartinclases@gmail.com y te facilitaré todos los datos de horarios, días y como hacer la reserva de plaza.

Si tienes dudas de como sería tu primera vez bailando flamenco, te recomiendo que mires este vídeo y te espero en mis clases 🙂

 

¿Cual es mi nivel de Danza?


¡Buenos días Flamenc@s!

Esta semana os hablo de los niveles en las Clases de Danza, ya que ha sido una cuestión que me han planteado algunos alumnos, al comienzo del nuevo curso.

Y es que ser maestra, enseña cada día no sólo al alumno sino a uno mismo y yo en concreto no paro de aprender. Se aprende entre otras cosas: como los alumnos bailan, como entienden la danza, como llegar al corazón de los alumnos, como sacar el máximo partido a cada uno, cuestiones más burocráticas, relaciones personales, como gestionar equipos…

Como se suele decir : ” Cada maestrillo tiene su librillo”. En la enseñanza de cualquier asignatura o arte ha de haber una metodología y en este caso yo sigo desarrollando la mía, añadiendo y modificando parámetros, para seguir en constante evolución.

Sara Martín Flamenco Clases Madrid

Sara Martín Flamenco Clases Madrid

En mis clases, sigo una metodología aprendida a lo largo de mi formación y en mi experiencia como docente y como alumna ( todavía sigo recibiendo clases, y lo seguiré haciendo siempre, ya que nunca se deja de aprender).

Mis clases están distribuidas según niveles. Esto para mí es algo muy importante, para que se produzca el buen desarrollo de las clases.

Para saber si estás en el nivel adecuado

Es muy importante , encontrar unas buenas Clases de Danza, con un buena Maestra  y a partir de ahí confiar en el profesor y su criterio.

Como maestra, siempre quiero y busco lo mejor para mis alumnos. A mi me enseñaron, que hay que presentarles todo el abanico de posibilidades, para que ellos mismo puedan elegir y comparar, sin retenerles o cortales en su evolución.

Pongo como ejemplo, un caso en el que yo preparaba a un alumna para el acceso al conservatorio, y yo veía que con unos meses de clases, esa niña estaba preparada para realizar las pruebas, y una compañera de profesión me dijo : “Sara, pero no la presentes este año, dile que necesita un año más y así ganas más dinero”  ¡¡Imaginaros mi cara al oír eso, no me lo podía creer!!!! Por supuesto la niña fue a examen ese año, y hoy en día ya se encuentra trabajando como profesional.

Dicho ésto cuando se está en una clase de Danza:

  • No basta con seguir los pasos. En mi opinión, coger rápido los pasos, es un indicativo muy bueno, pero no sólo se trata de coger los pasos, sino que éstos tienen un sentido, una forma, un carácter, unos matices, un tiempo…
  • Sólo cuando seas capaz de coger los marcajes o variaciones a la primera y de hacerlos limpios y bonitos, y sacándole tu personalidad, entonces podríamos hablar de que ese nivel es poco para el alumno.

Determinar en que nivel se encuentra el alumno, depende de con que escala de valores lo estemos comprando.

  • Si comparamos a un alumno de amateur avanzado, con un alumno del conservatorio que esté finalizando carrera, es más que probable, que el alumno amateur esté como se suele decir :a años luz de éste.
  • Si por el contrario, comparamos a un alumno amateur avanzado, como un alumno que lleve poco tiempo bailando, diremos que el alumno amateur avanzado, tiene un nivel muy elevado.
  • No se trata de una competición para ver quien es más rápido, sino que se trata de disfrutar y sacar el jugo y la esencia a cada clase.
  • Al tratarse de una clase grupal, el nivel se marca a través de unos parámetros que establece el maestro, por tanto ni se puede ni ir a un ritmo muy bajo parándose constantemente, ni ir tan rápido como para que ningún alumno lo siga y se quede totalmente parado. De ahí que cada alumnos deba estar en el nivel que le corresponda
Sara Martín Flamenco Clases Flamenco Madrid

Sara Martín Flamenco Clases Flamenco Madrid

En cuanto a los retos o metas que se marca un alumno

Me he encontrado con alumnos,que me dicen que necesitan marcarse unos retos grandes, porque sino no sienten que evolucionan.

Estoy de acuerdo, en que hay que ponerse pequeñas metas, que cada día nos hagan evolucionar más, ya que si nos acomodamos en el nivel en el que todo nos resulta fácil, nunca saldremos de ahí. Aunque también os digo, que marcarse unos objetivos excesivamente grandes, no sólo produce frustración sino para mi involución.

Por eso, considero mejor ir marcándose pequeños objetivos, que sean siempre alcanzables, y de ahí pasar a otros más grandes y así sucesivamente.

Para ver el lado opuesto a mi enseñanza, siempre pongo como ejemplo, el caso de los gimnasios. En este método, se ven unas claras diferencias, sobre todo en lo que se refiere a la determinación de los niveles.

En los gimnasios tu pagas una cuota mensual, que te da derecho a usar las instalaciones todos los días , durante todas las horas que quieras. Como resultado encuentro que:

  • Hay una parte muy positiva y es que puedes ir tanto como quieras, sin tener que preocuparte de llegar a una hora determinada.
  • Como parte negativa, es que todos pueden asistir a cualquier clase, independientemente de que hayan bailado alguna vez, de que sea su primera vez en yoga, o de que lleven cuatro años asistiendo a clases y ya tengan un determinado nivel.
  • Otra parte también negativa, es que el profesor no se preocupa de si sigues lo pasos o no, ellos se limitan a dar una clase estándar, que llevan preparada independientemente del nivel y los resultados. de los alumnos ( Por supuesto estoy generalizando).
  • Si en una de estas clases, hay personas de tres niveles diferentes, ¿Qué nivel se fija en la Clase? Inevitablemente, no se podrá prestar atención a todos por igual, y habrás personas que realicen la actividad de la manera que puedan, llegando incluso a poder lesionarse.

Que disfrutéis de vuestra pasión y que nunca dejéis de bailar.

Como decía  Marta Graham 

“Los grandes bailarines no son grandes por su técnica sino por su pasión”. 

 

 

 

 

La Actitud determina el resultado final

¡Buenos días Flamenc@s!

El curso ha comenzado y con él nuevas ilusiones, muchas ganas de empezar y muchas cosas que mejorar y enseñar a mis alumnos.

En este artículo, os hablo de la Actitud con la que se debe afrontar una clase, un ensayo, un curso….algo fundamental para el buen desarrollo de la actividad, no sólo para el propio alumno, sino para sus compañeros y para el maestro.

Hay diferentes posibilidades, que mueven a los alumnos a iniciar una actividad, como pueden ser :

  • Un fuerte deseo de realizar algo que siempre has querido ,pero que nunca has tenido oportunidad de hacerlo.
  • Continuar con una actividad que te encanta y que eliges año tras año.
  • Probar algo nuevo, que te sirva de  estímulo en tu día a día.
  • Forzarte a hacer algo, para salir un poco del entorno laboral o de tu zona de confort.

Sea cual sea el motivo que nos mueve a hacerlo, es muy importante la Actitud con la que nos presentamos ante la clase.

Para mí y según mi experiencia en la Danza, la Actitud no es sólo lo que decides hacer, sino más bien lo que escoges dejar de hacer. Me explico 🙂

Cuando yo empecé a bailar mis maestros me enseñaron que los problemas y preocupaciones, se dejaban fuera del aula, y que una vez que entras en clase, es el momento de concentrar toda tu atención en lo que estás haciendo y  simplemente disfrutar. De esta manera no dejas paso a que las preocupaciones, inseguridades o malestares se muestren y se hagan cada vez más palpables.

Y seguro que estaréis pensando que esto no es tan fácil, pero como todo en la vida, las actitudes también se aprenden y se entrenan. Por eso si un día no tienes demasiadas ganas de asistir, pero vences la pereza y decides ir a clase, y concentras toda tu atención, verás que el resultado mejora con creces tu expectativa y ese día habrás dado un paso de gigante.

Hay unas premisas básicas a las que todo alumno debería agarrase para que el resultado de la clase o el ensayo fuera lo más gratificante posible, y que sin duda condicionan el resultado final :

  1. Afrontar la clase con la mejor disposición, es decir, con un estado de ánimo positivo.
  2. Dejar los problemas y preocupaciones fuera del aula.
  3. Focalizar toda tu atención, en lo que estás haciendo en ese momento.
  4. No compararse con los demás alumnos, sino es para tomarlo como impulso para mejorar.
  5. Sustituir la queja, por una motivación para conseguir nuevos retos.
  6. Pensar que de cada paso o de cada explicación se puede sacar algo positivo.
  7. Exprimir al maestro, para llevarse lo mejor de él en cada momento.
  8. Saber reconocer los errores para poder aprender de ellos.
  9. No ponerse limites, que te bloquean en lugar de dejarte evolucionar.
  10. Y lo más importante de todo, dejarse llevar y disfrutar de ese momento como si fuera el último.

La Actitud de cada alumno condiciona su propio aprendizaje y por tanto el del resto de los alumnos, ya que en las actividades de grupo es muy importante , la ” energía que se crea” Dicha energía puede ser tan positiva como para mover montañas o tan negativa, como para desmotivar y tirar una clase abajo.

Por un lado están, aquellos alumnos que creen que saben más que el maestro, preguntando o cuestionando su trabajo, y por otro lado están aquellos alumnos que adoptan una posición de queja constante ante lo que están viendo. Ambas actitudes son igual de negativas, ya que los primeros no podrán evolucionar más puesto que piensan que lo saben todo y llegarán por tanto a desmotivarse, y los segundos porque estando en la queja, se bloquean y no avanzan haciendo que le grupo se contagie de dicha emoción.

Muchos bailarines, no logran conseguir sus objetivos, no por factores externos como el maestro, el tipo de clases, ….sino también por la ACTITUD con la que se muestran ante la misma.

Dicho todo esto, a bailar pero siempre con el Corazón abierto, no olvidéis que la Danza refleja lo que llevas dentro.

Sara Martín Flamenco

Sara Martín Flamenco