Aprendamos Flamenco: Tanguillos de Cádiz

Seguimos aprendiendo del Flamenco y de sus palos, desde la Soleá hasta las Bulerías, estudiando los detalles que caracterizan a cada palo. En esta ocasión hablamos de los Tanguillos.

Se dice de los Tanguillos, que son un cante de origen gaditano, que desde su origen tuvo una gran aceptación por el público, gracias a sus letras alegres, jocosas y su carácter satírico.

Lola Flores Tanguillos de la abuela

Lola Flores Tanguillos de la abuela

El periodista y escritor español Domingo Manfredi, afirmaba en en su “Geografía del Cante Jondo”, que los tanguillos son tan antiguos como Cádiz, como podemos comprobar a través de sus palabras:“…tal vez la cantaban ya en Roma las bailaoras andaluzas que llevaron allí los conquistadores de mundos y buenas mozas”, por lo que algunos historiadores sitúan la aparición del tanguillo  a mediados del siglo XIX.  En en esta época, cuando la fama sobre esta demostración de música y gracia se extiende por toda España en el curso de los años finales del citado siglo y principios del siglo XX. Por otra parte, a Cádiz llegan también las influencias de Hispanoamérica, que se incorporan al carnaval gaditano, enriqueciéndolo con nuevos temas y ritmos caribeños.

Hacia el año 1944, se empezó a emplear el término tanguillo para referirse al tango gaditano de carnaval, para diferenciarlo en los créditos de los discos del tango flamenco.

El escritor gaditano, Fernando Quiñones, dejó escrito en su obra “De Cádiz y sus cantes” los diferentes cantes de su tierra, entre los que se encontraban los tanguillos. En principio, dudó si incluir o no en su estudio las coplas y tangos del carnaval gaditano, pero finalmente , los incluyó teniendo en cuenta el remoto pero seguro parentesco que las coplas y tangos tienen con los tangos flamencos.

Fernando Quiñones, consideraba que  realmente sólo se puede hablar cómo único arte popular andaluz lo que representan estas coplas, teniendo en cuenta su condición mayoritaria y su éxito popular, “ya que el auténtico cante flamenco, sea cual fuere su calibre, se queda para capillas y grupos de cualquier clase social más especializados y escogidos: más preparados, en una palabra”.

En el conjunto de las “coplas” que se crean e interpretan anualmente en el carnaval gaditano hay que distinguir cuatro tipos: tangos, pasodobles, cuplés y popurrís. De ellos sólo los tangos guardan una relación directa con el flamenco. Según Quiñones es una “relación lejana pero de prosapia, pues estos tangos de Carnaval no proceden sino del viejo tango flamenco o gitano y de su más exquisito y gaditano retoño, el tanguillo”

Se ha afirmado que en los tanguillos no se han dado intérpretes de relieve porque este cante, eminentemente popular, no lo exigía. No obstante, existen grabaciones discográficas que conservan para la historia de la música flamenca cantes por tanguillos de gran ingenio y gracejo. Puede servir como ejemplo los grabados por El Chato de las Ventas, con Manolo de Badajoz a la guitarra, a mediados de los años treinta del siglo pasado.

Digamos que cada tanguillo busca su melodía, por lo que estamos ante múltiples ‘canciones’ de igual cadencia rítmica. La alegría que desprenden los tanguillos, la animada rítmica que genera su singular métrica, son sus elementos diferenciadores. Pericón de Cádiz nos dejó una subasta de cuadros, con la música de ‘Los Anticuarios’ que pasa por ser uno de los más celebrados del repertorio

En cuanto a como se bailan, he encontrado algunas referencias que dicen que se bailan por parejas, llegando a haber hasta cuatro parejas, siendo la clave sus zapateados que siempre se repiten. En mi caso, he visto bailar los tanguillos de muchas maneras y una de las más comunes es usando un sombrero. Por ser un baile de carácter “pispireto” y de ritmo bastante marcado, es uno de los palos que primero se enseñan a los alumnos que se inician en el Flamenco.

En referencia, al compás de los Tanguillos, su característica principal es el compás sobre el que se realiza, con la superposición de tres compases: el 6/8, el 3/4 y el 2×4, dando lugar a la aparentemente sencilla rítmica del tanguillo, la cual combina el compás binario de subdivisión ternaria (6/8), con un compás binario de subdivisión binaria (2×4) y uno ternario de subdivisión binaria (3/4). Estos tres compases superpuestos dan lugar a lo que conocemos como ritmo de tanguillo.

La Tonalidad del los tanguillos, se interpreta en el modo mayor y/o menor, aunque circulan algunos más recientes basados en el modo flamenco.

Si hablamos de las letras, podríamos decir que la más popular de todo el repertorio es el que Antonio Rodríguez ‘El Tío de la Tiza’ compuso en 1905 para el coro ‘Los Anticuarios’. Escuchamos una versión de Manolo Vargas con esa música.

Disfrutemos de los Tanguillos en la voz de Pericón de Cádiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s