¿Son las Sevillanas un palo Flamenco?

Foto Jesús Vallinas, bailarina Sara martín

Sara Martín, foto Jesús Vallinas

Esta semana, y con motivo de la Feria de Abril, que se celebra del 21 al 26 de Abril en Sevilla, os hablo de las Sevillanas, de sus orígenes , de su forma…

Las Sevillanas, están consideradas por los autores más puristas como un baile perteneciente al  folklore andaluz, mientras que otros historiadores lo engloban dentro de los palos del flamenco.

En mi opinión, las Sevillanas no forman parte de los palos del Flamenco, sino más del folkore típico español, así como la Sardana es el baile típico de Cataluña, o la Charrada de Salamanca, lo son las Sevillanas de Andalucía.

Dicen que sus orígenes, se remontan a la época de los Reyes Católicos, viniendo de unos bailes ,que eran conocidos como las  “seguidillas castellanas”, pero veamos que referencias históricas encontramos:

  • En el poema del Conde de Noroña titulado ‘La Quincaida’, de 1779, aparecen las sevillanas como un estilo independiente de seguidillas.
  • En 1847 se anuncia en el diario ‘El Comercio’ de Cádiz que se bailaban  ‘Sevillanas jaleadas’, pudiéndose considerar el origen de las sevillanas corraleras.
  • Gracias al Tratado de bailes del maestro José Otero (1912), tenemos referencias de que las sevillanas siempre fueron bailadas por el pueblo andaluz. En dicho tratado, podemos ver una obra que expone la coreografía contemporánea de la sevillanas, fijada a finales del siglo XIX por el maestro José Otero.

Pero como casi todos los estilos musicales, con la práctica que hacen los artistas en teatros y cafés, van sufriendo una evolución aflamencando su estilo, hasta que en 1990 las sevillanas cobran nueva popularidad, resurgiendo la práctica del baile y adaptando la música a las nuevas corrientes.

Estructura de las Sevillanas.

Es un baile de galanteo y de carácter festivo-popular, que normalmente se baila en pareja, y que se interpreta en tandas de cuatro coplas, aunque en el pasado llegaron a tener hasta siete.

Dicho baile, tiene una coreografía popular se corresponde con pasos propios de la Escuela Bolera y la antigua escuela española de palillos, entre los que destacan el paseo, la pasada, el zapateo, el careo, las vueltas, o el braceo.

Su compás es de ¾ , teniendo estos acentos: el primero fuerte y los dos siguientes flojos.

En cuanto a la estructura musical de las Sevillanas, podríamos distinguir las siguientes partes:

  • Introducción de 3 o más compases que sirve de preparación al baile
  • Salida (primer verso, 3 compases),
  • Vuelta (ritornelo instrumental de 3 compases)
  • Letra, que consta de tres grupos de compases, los dos primeros de 12 + vuelta y el último de 10 compases, concluyendo así la primera sevillana, hasta completar los 40 compases de que consta cada una.

La Sevillanas se suelen acompañar con guitarra y palmas, y castañuelas, supliendo al pandero y las sonajas, que parece ser fueron en su momento propios de las primitivas seguidillas sevillanas.

Si tenemos en cuenta la parte más musical, encontramos diferencias, la mayoría por la melodía sobre la que se cantan y el modo de acompañarlas, mientras mantienen todas la estructura de cuatro letras de seguidillas separadas entre sí por la posición del baile bolero bien parao. Entre las variantes más cultivadas destacan:

  • Las Sevillanas Boleras,  ya que son las que se interpretaban antes de la eclosión de los estilos flamencos. Con pasos puramente boleros y de una técnica procendente de la Escuela Bolera, muy depurada
  • Las Sevillanas Corraleras, que se bailaban en los patios vecinales, fáciles de reconocer por su estilo musical.
  • Las Sevillanas Bíblicas o Litúgicas, cuya procedencia se atribuye a de Alosno en Huelva,con letras referentes al Antiguo Testamento, lo que nos induce a pensar en un origen judío de las mismas.
  • Las Sevillanas de Feria o Rocieras, dedicadas a la Blanca Paloma, normalmente acompañadas por  la gaita, la flauta y el  tamboril.

Principales representantes

Las primeras muestras que encontramos de las Sevillanas corren a cargo del cantaor flamenco, “El Mochuelo” hacia 1895. Dicen los historiadores, que el mejor intérprete de las sevillanas, fue el cantaor sevillano “EL Pali”.

Son también destacadas, las Sevillanas grabadas por la Niña de los Peines a principios del siglo XX, con un carácter más clásico.

Pero hay muchos intérpretes, que dieron un giro musical, acelerando sus tiempos e incorporando instrumentos como el  bajo, las orquestas de cuerda y los sintetizadores, sobre todo a partir del año 1990, como son: Bernardo el de los Lobitos, Manuel Vallejo, La Paquera, María Vargas, Manuel Gerena. Marismeños, Romeros de la Puebla, Losa Rocieros, Los Bayuncos, Amigos de Gines, Brisas de huelva, Los de la Trocha, Los del Río, Los Alegría, los Choqueros, los Doñana y El Pali, Sal Marina, Los Marismeños…

Las Sevillanas no se han quedado solamente como un baile popular y festivo , sino que han ido adquiriendo protagonismo, gracias a películas como: Sevillanas (1992), de Carlos Saura, donde el cineasta reunió una gran variedad de estilos, desde las Sevillanas Boleras, pasando por las Corraleras, hasta las más flamencas.

Comparto con vosotros una parte de la Película del cineasta:

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “¿Son las Sevillanas un palo Flamenco?

  1. Pingback: Sevillanas para aprender desde cero: Ciclo Formativo de Sevillanas | Sara Martin Flamenco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s